¿Por qué utilizar correo electrónico con dominio propio?

¿Estás en el proceso de dar vida a tu emprendimiento digital en internet? Seguramente entonces hayas llegado al punto de elegir cómo manejar el mailing. Este es un asunto ineludible ya que una dirección de correo electrónico es la llave a casi todos los servicios de internet. Además de ser uno de los canales principales de comunicación con clientes, proveedores, equipo, etc.

Un email es necesario, de eso no quedan dudas. Todo el mundo tiene una dirección hoy en día. Pero la cosa se complica cuando llegas al momento de decidir si utilizarás una dirección gratuita con cualquier proveedor de correo, usar el email de un proveedor de internet o tener tu correo electrónico con dominio propio.

En este post te mostraremos cuales son las ventajas de tener un correo con tu nombre y dominio propio y por qué debes tener uno.

¿Cuáles son las ventajas de tener un correo corporativo?

Desde ya que tener una dirección de e-mail con tu nombre es una gran ventaja. Pero también te da una gran eficiencia al momento de gestionar las cuentas de correo de todo un equipo de trabajo y un mejor procesamiento de datos. Esto lo veremos en profundidad en el siguiente listado donde verás cuáles son las ventajas de tener un e-mail con dominio propio:

Mejor imagen corporativa: Es la primera ventaja que surge de contar con un dominio propio. Le aporta seriedad, confianza y autoridad a tu marca ante tus clientes y proveedores. De esta manera consolida tu imagen corporativa y permite dar una manera de identificar más fácilmente tu negocio. No despierta mucha confianza alguien que distribuye sus cuentas de e-mail con servicios gratuitos como gmail (ni hablar de una cuenta en hotmail). Contactar a ventas@tumarca.com es más serio que escribir a ventas.tumarca@hotmail.com. Así se generará la sensación de que tu marca no cuida suficientemente los detalles.

Comunicación más efectiva: Muchos emprendedores en sus primeras experiencias confunden soluciones gratuitas con soluciones efectivas. Con esto nos referimos a que elegir una cuenta de e-mail gratuito significa quedar atado a ciertas características indeseables. Imagina que le envías una propuesta muy interesante a un cliente importante y esa propuesta termina perdida en la bandeja de Spam para nunca ser abierta. Un gran porcentaje de cuentas gratuitas se utiliza para hacer spam y tus mail pueden ser catalogados de la misma manera si son de cuentas gratuitas. Es un riesgo que no vale nada la pena. Tener tu dominio tus clientes tendrán la seguridad de que tus promociones les llegarán a su bandeja de entrada principal y no perderás oportunidades.

Mejor gestión de información y comunicación: tener un correo electrónico corporativo te permite crear listas o grupos de trabajo para que los miembros de tu equipo de comuniquen de manera más eficiente y cómoda. Y además, si tienes planeado hacer una campaña de email marketing necesitarás indefectiblemente una cuenta corporativa que se encuentre asociada a un servidor. Las campañas de email marketing son una herramienta que todo emprendimiento tiene en consideración en sus estrategias y planes de marketing por las oportunidades que genera. Perder esta opción por haber elegido una cuenta gratuita tampoco vale la pena.

Garantiza tu privacidad: esta es una característica muy valiosa y que genera tranquilidad. De esta manera tus datos e información estarán alojados en un servidor gestionado por una empresa especializada al contrario que en las cuentas gratuitas que usa la mayoría de la gente. Al crear esas cuentas tienes que aceptar sus políticas de privacidad y seguridad. Básicamente, esto significa que Google (en el caso de Gmail) tiene acceso a tu información, ya que controla y almacena todos tus correos electrónicos. Muchas veces esta info es utilizada por el buscador para ofrecer publicidad personalizada.

Mayor seguridad de tus correos: al momento de gestionar una cuenta de correos esto es muy importante. Casi todos los servicios de correos corporativos tienen mayores medidas y protocolos de seguridad ante el posible hackeo o ataque a través de virus por terceros. Existen antivirus, firewalls y filtros anti-spam muy avanzados para proteger tu información confidencial, tus cuentas, dispositivos y equipos.

No es tan costoso como piensas: claro, una cuenta de correo electrónico con dominio propio tiene un costo. Pero aun así es barato si lo comparamos con las ventajas que supone. Obviamente que el precio también dependerá de que otros complementos quieras contratar y la cantidad de cuenta que quieras utilizar.

correo electrónico con dominio propio

¿Cómo puedo conseguir una cuenta de correo electrónico con dominio propio?

El primer paso para conseguir un correo electrónico corporativo es contratar un servicio de hosting. Lo puedes hacer de manera fácil, rápida y cómoda, y contarás con muchos planes de acuerdo a las necesidades de tu emprendimiento (número de cuentas de correo y complejidad del sitio web que quieras alojar influyen en el precio, entre otras características). Un servicio de hosting es básicamente un espacio “virtual” en donde estarán tus archivos e información conectado a internet las 24 hs, los 365 días del año.

Una vez que tengas contratada la empresa que te brindará el servicio de hosting, ésta te va a proporcionar un los DNS (Domain Name Server) que es el nombre del servidor para configurarlos en la entidad que donde tienes tu dominio registrado y así poder reconocer a donde deberá enviar los e-mails.

Finalmente, la empresa de hosting te dará acceso a un panel administrativo desde el cual vas a poder crear las cuentas de correo electrónico con el nombre de tu dominio. Allí también contarás con toda la información necesaria para configurar un cliente de correo electrónico desde el cual vas a gestionar tus correos. De esta manera ya tendrás tus cuentas de correo listas para operar. Solo resta elegir un cliente para gestionarlos, pero lo veremos en la sección que sigue.

¿Cuáles son los clientes de e-mail recomendables y sus características?

Ahora que ya tienes todo decidido y listo por fin probablemente estarás pensando ¿y ahora? ¿cómo accedo a mi cuenta de e-mail? Todavía falta un paso final y es la elección de un cliente externo que nos va a permitir redactar, recibir, guardar y reenviar mails entre otras funciones.

El primero de la lista es Thunderbird. Este cliente pertenece a Mozilla y se caracteriza por ser muy fácil de usar e intuitivo. Es uno de los más utilizados y se encarga de configurar tus correos gratuitos como Gmail o Microsoft así como también de forma manual si lo prefieres. Cuenta con muchos add-ons de gran utilidad y es uno de los favoritos de los adeptos a la cultura libre ya que es de código abierto.

Otra opción gratuita es Zimbra, un cliente de correo que viene equipado con complementos integrados como calendario, buscador, libreta de contactos, etc. Con él podrás gestionar varias cuentas a la vez.
En tercer lugar encontramos a Opera Mail, el cliente del conocido buscador. Éste se caracteriza por su interfaz limpia, agradable y organizada que hace muy cómodo leer varios mails a la vez. Es importante aclarar que solo se encuentra disponible para Windows y sea quizá su mayor desventaja al dejar afuera a Mac OS y GNU/Linux.

Y por último pero no menos importante, aparece Polimail, el cual tiene el augurio de dominar el sector de clientes de e-mail en el futuro. Esto se debe en parte a su diseño y en parte a su gran repertorio de opciones que cuenta con funciones útiles. Por ejemplo, puedes configurar un correo para que se envíe luego, posponer uno para que llegue en un horario más conveniente y hasta un sistema que te notifica cuando un correo le ha llegado a uno de nuestros destinatarios.

Conclusión y consejo extra!

Hemos llegado al final de este post pero no queríamos finalizar sin antes revelar uno de los secretos mejor guardados sobre los clientes de correo electrónico. Como vimos en la sección anterior hay muchas opciones para gestionar nuestros correos sin tener que usar el poco intuitivo y confuso webmail que viene con el servicio de hosting.

Sin embargo, todo los mencionados antes son instalables en tu sistema operativo. Es decir tiene que ir a su sitio, descargarlos e instalarlos en tu dispositivo. Pero para evitar eso existe la opción de hacerlo a través de Gmail pero con un dominio propio.

Lo que debes hacer es configurar tu nueva cuenta de e-mail con dominio propio para que reenvíe todos tus correos a tu cuenta de gmail. Así todos los correos de @tumarca.com serán enviados a tumarca@gmail.com. El paso siguiente será ir a tu cuenta en gmail y configurar un alias para que los correos que envias desde @gmail.com salgan cómo @tumarca.com. Eso se hace desde “Configuración” > “Cuentas” > “Añadir otra dirección de correo tuya”. Una vez allí, agrega un nombre junto con la dirección de mail que tienes en tu dominio. Luego, sigue el asistente.

Esperamos que te haya sido de mucha ayuda. ¿Ya tienes tu servicio de hosting para conseguir tu cuenta de correo? Aprovecha ahora todo el beneficio que puedas sacar de tus cuentas de e-mail con dominio propio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.