Paso a paso: ¿qué necesito para tener un emprendimiento digital exitoso?

Hoy todo, absolutamente todo, se puede hacer online. Y no sólo eso, nos conectamos a través de los más diversos dispositivos. Así, no sólo el usuario se encuentra con varias oportunidades de conexión, sino que aquellos valientes emprendedores se encuentran con varias posibilidades para desarrollar nuevos negocios digitales.

¿Cómo es el camino de un emprendimiento digital exitoso?

Pasos de un emprendimiento digital

Emprender un negocio o una empresa, implica comenzar por un largo camino. En un primer momento, antes de pensar nombre, diseño, incluso antes de darle forma al producto o servicio que quieres ofrecer, tienes que pensar muy bien si quieres realmente recorrer el camino del emprendimiento, si crees que puedes lograrlo.

Una vez que tomas la decisión es hora de empezar tu check list de todo lo que necesitas para hacer realidad tu emprendimiento digital, enlistar los requisitos a cumplir para llegar al éxito que esperas.

¿Por dónde empezar?

Una buena pregunta, ¿cuál es el primer paso para el éxito cuando a digital nos referimos? La verdad que hay una amplia variedad de tipos de negocios online, y cada uno de ellos seguramente tiene características propias. Pero lo que sí tienen en común es contar con un sitio web.

Todo emprendimiento digital necesita estar presente, necesita de un soporte que lo permita comunicarse con sus clientes, mostrar lo que tiene para ofrecer, darle la oportunidad de interactuar, de buscar e investigar el producto o servicio, de conocer de qué se trata el emprendimiento, un sitio web es el encargado de mostrar todo eso, y es lo primero que debes hacer.

Pero sus funciones no quedan ahí, para tener éxito digital necesitas visitas y a las visitas las logras con posicionamiento. ¿Qué posicionas? Tu sitio web en buscadores. ¿Cómo? Mediante un plan específico y un sitio que acompañe. Necesitas que esté bien diseñado, que tenga el dominio correcto, un hosting confiable que lo permita mantenerse en línea 24/7 y contenido de calidad.

Ya tienes el emprendimiento, el nombre, el sitio. Lo que sigue es construir la marca. Hay que ser conscientes, las construcción de una marca toma su tiempo. Aquí, el mejor consejo que puedes tomar es: “debes destacarte”. Comenzar un emprendimiento digital es unirse a millones de marcas en la web, mezclarse con ellas, y la mejor forma de construir un nombre es diferenciarse de los demás. Desde la forma en la que te comuniques con posibles clientes hasta el diseño de lo relacionado al emprendimiento, pasando por el servicio que ofreces y la forma en que lo haces, todo eso suma en la construcción que te llevará a ser exitoso.

A cada paso dejarás una huella digital, y tu emprendimiento dependerá de esa huella. Debes cuidarla, brindando la mejor atención y pensando en lo que tu cliente ideal necesita. Con esta premisa como base de seguro llegarás muy lejos.

¿Cómo sigue el camino?

Tienes el sitio perfecto, compraste el dominio con el nombre de tu emprendimiento, elegiste el mejor hosting y sabes cómo destacarte. Ahora es cuestión de acercarte a tus clientes.

camino digital

Para eso, debes establecer a quién se dirige tu producto. Seguramente al pensar en el emprendimiento, en el producto o servicio que ofreces, tuviste una visión del público que lo consumiría, ese es tu cliente ideal, tu buyer persona, a quien deberías dirigirte. Toma tu tiempo, investígalo, reconoce qué elige para comunicarse y utiliza eso a favor de tu emprendimiento.

La clave para acercarse al cliente es saber dónde se encuentran, los medios que utilizan. En este momento verás que tendrás a tu alcance 2 herramientas clave: el contenido y la comunidad digital. En el primer caso, necesitas un blog. Volvamos un poco al principio, para posicionar tu emprendimiento necesitas un sitio, y para que el sitio aparezca en las búsquedas de tus clientes necesita del contenido. Suena simple, pero para lograrlo, necesitas un buen plan. Un blog puede ser un gran medio para darle vida al contenido, para posicionar ciertas palabras claves que hagan que tu marca sea reconocida.

Ahora bien, el segundo paso es ir a lo popular: las redes sociales. Cada una de las plataformas sociales le brinda a los emprendedores un ecosistema diferente para acercarse a sus clientes. Facebook es ideal para crear comunidad a partir de interacciones, Twitter es mucho más instantáneo, Instagram más visual y LinkedIn es la red profesional por excelencia. Cada una de estas redes te brindará diversas oportunidades para mostrar tu marca, para acercarte a tus clientes.

redes sociales

Lo que debes tener en cuenta es que no todos utilizan las mismas redes, y dependiendo las características de tu emprendimiento en particular y del cliente al cual te diriges, deberás prestar atención a una plataforma antes que a otra. No es bueno tener una red por solamente tener el nombre, debes utilizarlas y sacarles provecho, especialmente si nos enfocamos en la difusión de la marca y su contenido.

Otra forma de difusión es a través del email marketing. Para hacerlo, necesitas una base de datos, la cual debes comenzar a armar desde el primer día en el que estés online. Incluye un formulario de consulta y recolecta datos de clientes. Al tener una completa base de datos, segmentada con inteligencia, tendrás la posibilidad de hablar directamente con tus clientes, enviarles eso que tanto esperan.

¿Cómo hago todo esto?

Probablemente este último paso debería haber aparecido como la primera opción porque es en realidad una de las primeras cosas que todo emprendimiento debe llevar a cabo, se trata de la estrategia digital.

Se toma aquí como última opción porque para entender el conjunto es bueno conocer las particularidades que lo conforman, además que sea último no le quita importancia. Pero volvamos a lo importante. ¿De qué hablamos cuando decimos estrategia digital?

Para lograr el posicionamiento, investigar el cliente ideal, construir contenido y difundirlo correctamente, para llegar al éxito con tu emprendimiento digital, necesitás un plan estratégico capaz de vincular cada paso del camino, una estrategia digital en la que puedas plantear dónde quieres llegar, cuándo quieres hacerlo y cómo.

Básicamente necesitas un orden. Veamos de qué se trata:

1- Planteo de objetivos

Para saber dónde va tu emprendimiento, debes plantear qué es lo que quieres lograr. Así, lo primero que necesitas hacer en tu estrategia es plantear objetivos inteligentes, algo para lo cual trabajar y que, en cierto tiempo puedas ver que realmente lo lograste.

2- Herramientas a utilizar

Investiga lo que tienes a tu alcance, elige las herramientas correctas, anótalas, prueba cómo funcionan, es la única forma de saber cuál es mejor para tu emprendimiento.

3- Prueba y medición

Mide todo. Visitas a tu sitio, visitas a tu blog, el producto que más vendes, cantidad de seguidores en redes, interacciones. Es imprescindible medir para saber qué funciona y aprovecharlo. No dudes en realizar pruebas, compara, todo sirve a la hora de comenzar con un emprendimiento.

4- Publicidad

La publicidad tiene su lugar de importancia, especialmente si tomamos como referencia la cantidad de competencia que hay en lo digital. La clave es incluirla en tu estrategia con inteligencia, segmentando al público pensando en lo que el cliente busca y optimizando el presupuesto de la mejor manera posible.

5- Presupuesto

Establece el presupuesto que tienes y distribúyelo con inteligencia. Estos cuatro puntos serán la base de tu estrategia, la cual se desarrollará de forma más específica teniendo en cuenta las características del emprendimiento.

¿Eso es todo?

Pues, no. Esto es sólo el principio. Los buenos emprendimientos digitales suelen escalar y para lograrlo debes plantear tu estrategia pero, sí hay un pero, no tengas miedo de cambiarla si es necesario. Una de las características más importantes en el mundo digital es el cambio, y un emprendimiento que quiere ser exitoso debe tener la capacidad de sumarse a esos cambios.

Las tendencias son cosa de todos los días, para adaptarse a ellas hay que contar con una estrategia que lo permita. Ante cada novedad el emprendimiento se encuentra con la capacidad de llegar a más clientes, de mostrarse como algo diferente, de resaltar. Es algo que no se puede dejar pasar.

tendencias digitales

Otra cosa que no debes olvidar es que todo buen negocio funciona con una inversión económica, generalmente si el desarrollo es digital, la inversión no suele ser tan amplia. No es lo mismo comprar un local y poner un negocio de ropa que comenzar un emprendimiento digital. La escala de precios es totalmente diferente.

Digitalmente tienes la posibilidad de optimizar mucho el presupuesto, hay muchas cosas que pagas de una vez, como el hosting del sitio, o su diseño, ya si haces publicidad tienes que pensar en la plataforma a utilizar y cuánto destinarás a eso.

Una vez que ya empieces a ser parte del mercado, que puedas posicionarte, lo que sigue es crear tu sistema de trabajo, automatiza lo que puedas, intenta crear un sistema capaz de trabajar solo. Verás que los resultados serán cada vez mejores.

Como podemos ver, el camino de un emprendimiento digital es largo, pero ¡muy emocionante! Es cuestión de tomar buenas decisiones en el momento correcto y tener el plan que necesitas para llegar al éxito.

Deja un comentario