• 26 septiembre, 2021

8 consejos prácticos para convertirte en nómada digital

Tiempo de lectura: 7 minutos

Seguramente has escuchado la expresión “nómada digital”, sabes de alguien que lo es y conoces a vari@s que les encantaría convertirse en un@. El nomadismo digital es una tendencia que va de la mano con el nuevo paradigma laboral y con la creciente digitalización, que la pandemia por COVID-19 terminó de asentar. Sigue leyendo y te contaremos 8 consejos prácticos para convertirte en nómada digital y animarte a probar este estilo de vida.   

consejos prácticos para convertirte en nómada digital

¿Qué es un nómada digital?

Para empezar, ¿sabes exactamente lo que es un nómada digital y cómo funciona esta filosofía de vida? 

La palabra nómada hace referencia a una persona que va de un lugar a otro y no se establece en ningún sitio de forma permanente. Digital, en este caso, tiene que ver con la actividad a la que se dedican estas personas y que les permite sustentarse económicamente. En general, se dedican al marketing digital y a la creación de contenidos online. Sin embargo, también pueden encontrarse nómadas de otras profesiones, la característica que todos tienen en común es que su trabajo se puede ejercer a través de Internet, es remoto y no los ata a un lugar físico. 

Así, trabajan a través de un ordenador o dispositivo móvil y pueden migrar constantemente, mientras siguen generando ingresos.

En resumidas cuentas, un nómada digital:

  • Debe valerse de Internet y de modelos de trabajo online
  • Tiene mayor poder de decisión sobre su vida: no sólo elige dónde vivir, sino también dónde trabajar – su casa, una cafetería, una biblioteca o incluso ¡la playa!- y en qué horarios hacerlo. 
  • Tiene una rutina y forma de trabajo radicalmente distinta de la oficina que te pide que llegues puntual a las 9 a.m. Hay una ruptura del modelo y las jerarquías tradicionales.
  • Puede tener su propio negocio online, trabajar freelance para varios clientes o bien ser empleado de una empresa que habilite la modalidad remota. 
  • Debe estar preparado: prever la disponibilidad de Internet dondequiera que vaya, relacionarse con distintas culturas e idiomas, mantenerse informado de las legislaciones de cada país así como contar con un seguro médico internacional. 

Suena interesante ¿verdad? Sin embargo, no es algo que se consigue de la noche a la mañana. Requiere investigación, ganas, paciencia y, sobre todo, acción

Además, más allá de lo que se muestra en redes sociales -que suele ser la “mejor parte”, asociada a los viajes y al placer-, lo cierto es que los verdaderos nómadas digitales trabajan (y mucho), especialmente si quieren sostener este estilo de vida a lo largo tiempo y no descubrir que gastaron sus ahorros viajando y deben volver con las manos vacías. 

8 consejos prácticos para convertirte en nómada digital

8 consejos prácticos para convertirte en nómada digital

Ahora sí, vamos con los consejos – brindados por propios nómadas digitales – para alcanzar y mantener esta filosofía de vida: 

1. Consigue un trabajo remoto o inicia tu propio negocio online

Ambas opciones son factibles, sin embargo, iniciar tu propio negocio online es bastante más complejo -y conlleva más riesgos- que simplemente trabajar freelance o en relación de dependencia con una empresa. Esto te dará más estabilidad y te brindará ingresos fijos, lo que tal vez sea mejor si recién te inicias como nómada digital. 

Por supuesto, no descartes crear tu propio negocio, pero considera empezar paso a paso. Para conseguir un trabajo acorde al nomadismo te recomendamos registrarte en plataformas de trabajo remoto y trabajo freelance. Cada vez hay más, algunas en las que deberías fijarte son We Remoto, Workana, Remote OK o We Work Remotely. Prueba estas o ¡googlea otras! 

Crea alertas en estos portales de empleo para que te notifiquen cuando aparezcan oportunidades acordes a tu perfil y puedas aplicar. No filtres por países, recuerda que una de las ventajas del teletrabajo es poder hacerlo desde cualquier lugar. 

2. Aprende inglés (y todos los idiomas que puedas)

Seguro no es la primera vez que recibes este consejo: aprender inglés es indispensable para introducirse al mercado internacional. A pesar de que algunos idiomas asiáticos, como el chino, están ganando relevancia en ciertas esferas profesionales y económicas, el inglés sigue siendo “el idioma universal”. No sólo te servirá en términos laborales, sino también para comunicarte mientras viajas. 

Sin embargo, si tu idea es recorrer diversos países con diferentes lenguas, no descartes aprender otros idiomas, aunque sea en sus frases más básicas. Interactuar con la gente en los lugares que visitas es, sin dudas, parte de la experiencia.   

3. No dejes de capacitarte

Dicen que el mundo digital es democrático y hace lugar para todos… menos para quienes no se capacitan. Internet es constante evolución, está en su naturaleza, y quienes pretendemos trabajar en él no podemos quedarnos atrás, debemos ser eternos estudiantes. 

Haz un tiempo en tu rutina para formarte y aprender cosas nuevas. Investiga lo que buscan las empresas en las que te gustaría trabajar y haz cursos sobre ello. 

Mantener tu formación actualizada e ir ampliando tu currículum sin dudas captará la atención de los empleadores o, por qué no, te dará herramientas para emprender por tu cuenta. Si crees que la formación es muy costosa, revisa de nuevo: la web está llena de contenido gratuito de calidad así como cursos económicos muy completos. Si me permites una sugerencia, no te pueden faltar cursos de marketing digital, publicidad online, community management, SEO y copywriting. 

4. Profesionaliza tus canales: crea redes sociales profesionales y/o un sitio web propio

¿Te parece mucho? No lo es, y realmente vale la pena. 

Utiliza las redes sociales -LinkedIn, Instagram, Facebook- como canales para conectar con posibles empleadores y/o potenciales clientes. Publicar contenidos de calidad en tus perfiles profesionales y crear un sitio web de marca personal te ayudará a mostrar lo que tienes para ofrecer, te otorgará profesionalismo y adquirirás experiencia extra. 

Además, muchos nómadas digitales tienen sus propios blogs y canales de Youtube donde cuentan sus experiencias y son referentes para otros. Si te va bien, también podrás generar ingresos por estas vías. 

También te puede interesar nuestro artículo: Cómo ganar dinero en Internet

5. Evalúa posibles destinos

Una vez hayas avanzado en los pasos anteriores y tengas definido tu sustento laboral, puedes empezar a planificar tus viajes. Pregúntate a dónde te gustaría ir y averigua los costos de vida, las legislaciones, impuestos y trámites necesarios para instalarte allí. 

Habla con otras personas que hayan emigrado y pídeles sugerencias, ideas y consejos. Hay muchos influencers de viajes, grupos de Facebook y comunidades online que pueden darte valiosa información.

Y, tal vez sea obvio, pero recuerda mantener tu documentación y pasaportes siempre al día. 

Tips de Francisco Ortiz, uno de los nómadas digitales con que nos inspiramos para este artículo

6. Investiga las cuentas bancarias y tarjetas de débito/crédito en los distintos países

Analiza cómo sostendrás tus finanzas mientras viajas, de qué manera puedes acceder a tarjetas válidas en cada país o cómo puedes abrir una cuenta bancaria. Hay lugares con más o menos restricciones de fondos, de manera que este es un punto que querrás estudiar con detenimiento.

Afortunadamente, parte de la revolución digital fue el surgimiento de los bancos online, que ofrecen muchas facilidades y menos restricciones que el sistema bancario tradicional y sin dudas te ahorrarán problemas.   

En España, por ejemplo, si eres autónomo, vas a tener que rendir tus cuentas con hacienda haciéndoles llegar todos tus ingresos y tus gastos para pagar la cuota de autónomo, el IVA y el IRPF. Los bancos digitales te evitan comisiones absurdas para tener todo bien ordenado, incluso hay algunos que te permiten trabajar en el extranjero y retirar dinero sin cobrarte un € de más.

Investiga opciones de bancos online que funcionen en los países que te interesen y no corras riesgos con tu dinero. 

7. No creas todo lo que ves en Internet

La vida de un nómada digital, si bien es interesante, llena de experiencias y mayores libertades, no es un total paraíso. Muchas veces parece que estas personas viven de vacaciones, recorriendo un destino espectacular tras otro como financiados por una divinidad, pero esto está lejos de la realidad. 

Los nómadas digitales siempre destinan varias horas de su día a trabajar. Pueden hacerlo en un co-working, cafetería o balcón de apartamento, pero deben hacerlo. Su vida es una constante búsqueda de equilibrio entre el ocio y el trabajo, y muchas veces deben tener ciertas rutinas armadas para poder ser eficientes. 

Como el trabajo los acompaña allí donde vayan, tampoco pueden estar moviéndose de ciudad en ciudad todo el tiempo, les resultaría agotador. La mayoría de los nómadas digitales organizan estadías más largas, quedándose, por ejemplo, 1 mes en un lugar antes de trasladarse a otro. Incluso están los que prefieren asentarse 4 meses en un lugar priorizando el trabajo, y luego destinar 1 o 2 meses a un estilo de vida más viajero/ocioso.

8. Internet lo es TODO

Por último, si hay algo de lo que los nómadas digitales dependen como el aire para respirar, es de la conexión a Internet. No importa si estás en una isla del Caribe, los alpes suizos o el sudeste asiático, necesitan conexión a la web para trabajar y sostener su estilo de vida. 

Por eso, asegúrate de no quedarte nunca offline. No alcanza con hospedarte en hoteles o departamentos con Wi-Fi, así que te recomendamos que compres una SIM Card en cada país que visites. Con un chip local sólo con datos no deberías tener problema. Eso sí, evita los planes para turistas, ya que suelen ser más costosos.

Conclusión

Esos fueron nuestros 8 consejos prácticos para convertirte en nómada digital. Esperamos haberte dado información valiosa e inspirado esa faceta emprendedora y aventurera que todos tenemos dentro. No es un camino fácil ni hay recetas mágicas, pero el escenario está dado para que cualquiera -con la debida información- pueda animarse a dar el paso. El paradigma digital cada vez cobra más peso y la oferta de trabajo remoto está en auge.

Como en todo, los comienzos requieren esfuerzo, trabajo, ilusión y perseverancia. Llegar a ser nómada digital implica mucho trabajo, mucho aprendizaje, muchos quebraderos de cabeza y a veces un poco de desilusión. Pero las oportunidades están ahí para el que las sepa esperar y buscar activamente. 

Si sientes que es el momento de dar un cambio radical a tu vida, no lo pienses más y ¡anímate!

Para ser nómada digital primero necesitas tener presencia online. En Neolo te ayudamos a crear tu sitio web, tener tu propio dominio, blog y correo electrónico profesional. 

banner hosting

Shares