Web Hosting
  • 2 enero, 2016

Twitter: cómo 140 caracteres cambiaron la forma de comunicarnos en Internet

Tiempo de lectura: 4 minutos

Conocer cómo nació Twitter y cómo evolucionó nos permitirá entender cómo usar y para qué ha servido y para qué sirve esta increíble herramienta, que ha cambiado la forma en la que nos comunicamos en Internet.

twitter2_3375790k

Twitter nació en marzo de 2006 como un proyecto interno de la empresa estadounidense Odeo creada por Evan Williams, fundador de Blogger (ver módulo de Blogs). Su nombre inicial no era Twitter sino Twittr (al estilo Flickr, una popular plataforma para publicar y compartir fotos) y en un principio, hasta que salió la versión beta del servicio (finales de 2006), estuvo cerrado a los empleados de esa empresa y a su círculo más íntimo.

De acuerdo a lo que Dom Sagolla (2009), uno de sus creadores, relató en el blog 140characters.com, en el 2006 Odeo no estaba pasando su mejor momento en materia económica, por lo cual todos los empleados se reunieron en dos grupos para hacer un brainstorming (“tormenta de ideas”) y ver qué proyecto podía surgir para reinventar la empresa. En ese momento, uno de elllos, Jack Dorsey (@jack) les dijo a sus compañeros cuál era su idea: “I want to have a dispatch service that connects us on our phones using text”. Traducción: “Quiero tener un servicio de envío que nos conecte con nuestros celulares a través de texto”. Fue ese el origen del servicio de microblogging líder a nivel mundial.

En ese momento, la idea de Twitter era construir una red social móvil a partir del envío de mensajes de texto que se publicaban en una plataforma destinada para ello, es decir, en vez de enviar un sms a cada contacto, la intención era implementar un sistema que permitiese comunicarse con muchos contactos con un solo mensaje de texto.

El proyectó tomó un rápido impulso, la empresa se reestructuró internamente y a los pocos meses, luego de intenso desarrollo por parte de los ingenieros, Twitter se lanzó al público. Sus creadores habían desarrollado una red social para grupos de pocos contactos que consistía en contarles a esos amigos dónde se estaba y qué se estaba haciendo, mediante el envío de mensajes de texto. Sin embargo, la función y la forma de uso no fueron entendidas ni aceptadas por los primeros usuarios, quienes redefinieron su uso.

Uno de los aspectos que definen el microblogging y que en ese momento aún no estaba desarrollado fue su extensión. Pese a estar pensado para usarse con teléfonos celulares, los mensajes no tenían un límite, podían superar los 160 caracteres que permite un SMS (en ese caso, se separaban y se enviaban varios mensajes). La queja de los usuarios fue inmediata: el servicio era costoso (tenían que pagar por cada SMS). Por eso, y según cuenta Dom Sagolla (2009), “el equipo decidió ponerle un límite en el número de caracteres que saldrían vía SMS para cada mensaje. Lo establecieron en 140, a fin de dejar espacio para el nombre de usuario y los dos puntos enfrente del mensaje”.

Por otro lado, si bien nació para un uso móvil, a medida que fueron pasando los meses, los usuarios comenzaron a usar la versión web de Twitter, que existía para manejar las opciones de la cuenta y, también, como alternativa para publicar los mensajes sin tener que pagar. Recién en el 2008 el uso de Twtiter a través del celular fue tomando un lugar más preponderante, pero no con el uso de SMS sino con aplicaciones desarrolladas para dispositivos que cuentan con conexión a Internet.

Como puede observarse, el éxito de Twitter se debe en gran parte a cómo los usuarios adaptaron el servicio a sus necesidades y a sus gustos y a cómo la empresa que desarrolló Twitter aceptó esta realidad y fue modificándolo en base a esos usos y a esos “nuevos” sentidos que no estaban planificados.

Fue así como se delimitó la extensión de cada mensaje, y cómo viró el concepto de “red social” al de microblogging, cuando se vio a Twitter como una vía rápida para tener un blog, un micro blog. Uno de los ejemplos más claros de cómo la apropiación de Twiter por parte de los usuarios implicó la redefinición de su sentido de ser es la decisión que Twitter Inc. tomó en noviembre de 2009: el cambio de su consigna original (“¿Qué estás haciendo?”) por: “¿Qué pasa?”.

En esa fecha y en su blog, la misma empresa contó por qué tomaron esa medida: “Twitter fue concebido como un servicio móvil de actualización de estatus, una manera fácil de mantener el contacto con la gente en tu vida enviando y recibiendo respuestas cortas y frecuentes a una pregunta: ¿Qué estás haciendo? Personas, organizaciones y empresas pronto empezaron a hacer uso de la naturaleza abierta de la red para compartir cualquier cosa que quisieran, ignorando completamente la pregunta. El modelo imprescindiblemente abierto de Twitter ha creado un nuevo tipo de red de información que ha superado el concepto de actualizaciones personales de estatus. ¿Qué estás haciendo? ya no es la pregunta adecuada. Twitter ahora pregunta: ‘¿Que pasa?’”.

El cambio de la pregunta introductoria no es un detalle menor, implica un cambio estructural en su uso y en el sentido que cobra. El foco dejó de estar en lo que cada usuario está haciendo sino en lo que cada uno comparta con el resto de los usuarios sobe qué es lo que está pasando a su alrededor. De allí surge su nueva definición: “una red de información de tiempo real”.

Desde su creación en el 2006, Twitter nunca dejó de crecer, en términos de la cantidad de usuarios que usan su servicio, y de expandirse por diferentes partes del mundo. Sin embargo, en la actualidad, diferentes estudios han dado cuenta de una caída en la cantidad de usuarios que tuitean y en la cantidad de mensajes que se publican, además de indicar que son pocos los que escriben y muchos los que retuitean. Estamos, entonces, ante un nuevo escenario que -como se ha visto- dará lugar a nuevos cambios, y por qué no también significará el peso que cada vez más tienen otras plataformas más visuales como Snapchat e Instagram, sobre todo en el público más joven (18 a 35 años).

banner hosting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares