• 13 octubre, 2016

Startups: cómo hacer crecer un negocio

Tiempo de lectura: 3 minutos

Comenzar un emprendimiento es un momento de mucha adrenalina y muchas expectativas. Sin embargo, no hay que olvidar que un nuevo proyecto viene también con muchos riesgos. Y hay que estar dispuesto a enfrentar esos riesgos y cada reto que se presente en el camino para hacer crecer nuestro negocio.
En este sentido, es importante aceptar que asumir riesgos es una parte básica del inicio de cualquier emprendimiento. Además, muchas veces, para superar esos momentos, necesitamos de otras personas; no podemos hacerlo solos. Y esa es otra parte del proceso que hay que aceptar, hay que saber rodearse de quienes puedan ayudarnos.

startups-innovacion
Aquí, vamos a recopilar la experiencia de algunos grandes emprendedores para aprender de cada caso y tomar lo que sea necesario para el crecimiento particular. Por supuesto, el objetivo debe ser proporcionar los mejores productos de la manera más eficiente posible a sus clientes.

Alcanzar la sabiduría a través de los desafíos y de los errores
Steve Blank, un gran emprededor estadounidense, suele decir que un empresario debe entender la diferencia entre adorar los fracasos y aprender de los errores que se encuentran en el camino a lo largo que se desarrolla un negocio. Cuando una persona «adora» el fracaso, significa que no está haciendo nada para superarse. Lo que hace es sólo para solucionar problemas así como vienen.
Por otra parte, una persona de negocios que aprende de sus errores usa lo que ha aprendido para mejorar su negocio y lo que tiene para ofrecerle a sus clientes. De esta manera, no sólo se evita que los mismos problemas se repitan, sino que también está haciendo grandes progresos en la mejora de sus productos. lamentar sus decisiones.

Darle a los clientes lo que ellos necesitan
Aún antes de empezar un negocio, se debe tener ya tenía una buena idea de lo que necesita nuestro mercado objetivo. Cuáles son los productos y servicios capaces de responder a esta necesidad mejor que un competidor. Tiene que seguir pensando en lo que sus clientes necesitan desesperadamente.
Sergey Brin de Google dijo una vez que «el esfuerzo no es un éxito, sino más bien un valor».
Esto significa que debemos dar algo significativo para los clientes si deseamos que el negocio prospere. Más que proporcionar lo que necesita el cliente, hay que ofrecer algo que hará que seamos «preferibles» por sobre otros productos similares.

Escuchar la opinión de los clientes
Denis Waitley, un famoso orador motivacional para la iniciativa empresarial, una vez dijo que no hay que «detenerse en lo que salió mal» sino que, en su lugar, «hay que pensar en qué hacer a continuación y gastar las energías en avanzar hacia la búsqueda de esa respuesta».
No hay que ponerse a la defensiva cuando un cliente nos da feedback, sino darle la bienvenida a su opinión con humildad y sinceridad. Es imporante ver los comentarios de los clientes de manera objetiva y no emocional y subjetiva. Escuchar lo que tienen que decir y entender lo que están tratando de decir para poder conocer la forma en que se pueden mejorar los productos y/o servicios que ofrecemos.
También hay que considerar que recibiremos feedback no sólo para quejas y reclamos sino también para cuando las cosas salen bien. Por eso, hay que asegurarse de ofrecer múltiples canales para que los usuarios y clientes puedan enviar sus comentarios.

Encontrar un periodista que difunda nuestro negocio
Tener buen trato con la prensa y una buena relación con algunos periodistas pueden abrirnos las puertas de los medios para darnos a conocer y para ampliar el alcance de nuestro emprendimiento. Un periodista cuenta con las herramientas para no hacer una «publinota» sin para contar una historia relevante y atractiva para que las personas nos conozcan y quieran comprar lo que vendemos.

Obtener testimonios y experiencias de los clientes
Un trato cordial y un buen servicio convierten a un cliente es un anuncio constante. Es decir, se encargará de recomendar nuestra empresa a todos sus conocidos: el boca a boca, sea digital -por medio de redes sociales y recomendaciones en sitios web o en las valoraciones de las aplicaciones- o a la vieja y tradicional manera offline. Si logramos proporcionar algo de valor a los clientes, podemos esperar que la gente hable de nosotros. Podemos esperar que los clientes den su opinión o podemos pedir que lo hagan. Hay un montón de maneras creativas que se pueden usar con el fin de obtener testimonios de los clientes.

banner hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.