• 26 noviembre, 2021

Qué es dropshipping y cómo funciona

Tiempo de lectura: 8 minutos

Con el crecimiento acelerado que viene experimentando el comercio electrónico, la creación de tiendas online es tendencia. El e-commerce es una de las formas más rentables de ganar dinero y el dropshipping, una de las maneras más convenientes de hacerlo. Si aún no sabes de qué se trata, sigue leyendo y conoce qué es el dropshipping y cómo funciona

que es dropshipping

Qué es el dropshipping

Dropshipping es una modalidad de comercio electrónico en la que te asocias con proveedores mayoristas de productos, y los vendes a particulares sin necesidad de tener tú mism@ el stock. Una vez logradas las ventas, se las comunicas a los proveedores, quienes se encargan de los envíos. De esta manera, te quedas con una ganancia por venta sin necesidad de manipular el producto, tan sólo gestionando la tienda online.

En otras palabras, se trata de vender los productos de otra empresa bajo tu propia marca. Luego, brindarle al fabricante o mayorista los datos de las ventas realizadas, para que realicen ellos mismos los envíos. 

Lo que se consigue de esta manera es, por un lado, no tener que invertir en stock, y por otro, vender productos que no posees físicamente. Simplemente puedes crear tu tienda online y empezar a vender. Es un tipo de negocio que requiere muy poca inversión y tiene bajísimo riesgo.

Es importante no confundir el dropshipping con el marketing de afiliados, donde recomiendas los productos de otra marca a través de contenido, ya sean posts de blog, videos o publicaciones en redes sociales. En esos casos se te asigna un enlace de afiliado y si logras que compren a través de tu enlace, obtienes un porcentaje de comisión. 

Ventajas y desventajas del dropshipping

Si bien es una gran oportunidad de negocio, el dropshipping tiene tanto ventajas como desventajas y es importante que las conozcas antes de decidir si es una buena opción para ti o no.

Ventajas

No requiere grandes inversiones

Es realmente fácil comenzar un negocio de dropshipping, porque no hace falta una inversión inicial para proveerte de inventario. La compra de stock siempre fue un desafío para los minoristas en términos económicos, pero aquí te liberas de eso. Basta con crear una tienda online ¡y ya puedes comenzar a vender! 

No lidias con productos físicos

Además de lo que acabo de mencionar sobre el beneficio de no invertir dinero en el stock, no tener que hacerte cargo de los productos físicos te otorga muchas otras comodidades: 

  • No te encargas de la fabricación ni de la reposición de los productos
  • Te liberas de tener que disponer de un depósito o pagar por él
  • Te olvidas del packaging
  • No debes contratar a un sistema de transporte para los envíos ni encargarte de la logística

Gastos de mantenimiento casi nulos

Es un trabajo que se puede hacer de forma 100% remota desde un dispositivo con conexión a Internet. Además, tampoco requiere muchas horas de trabajo: actualizar los productos que aparecen en la tienda y comunicar las compras son las dos labores principales, e incluso tienes opciones para automatizarlas.

Puedes vender tantos productos como quieras

Con dropshipping puedes trabajar con tantos proveedores como quieras y vender productos de todo tipo. Tienes la opción de crear distintas tiendas online por temática o, en cambio, agrupar toda tu oferta en un sólo e-commerce diferenciando por categoría.

Fácil escalabilidad

En muchos negocios, un mayor volumen de venta significa mayores responsabilidades, inversiones y horas de trabajo. Incluso, a medida que el proyecto crece surge la necesidad de delegar tareas y contratar personal. En este caso no es así: si logras un buen volumen de ventas, puedes incrementar tus ingresos fácilmente sin necesidad de aumentar tu esfuerzo de trabajo. Tú sólo gestionas la tienda online y te dedicas a atraer clientes, y otros se encargan del resto del proceso.

Con dropshipping la empresa proveedora se encarga de la gestión física de los productos, desde el almacenamiento hasta la entrega

Desventajas

Dependencia

Al fin y al cabo, sigues dependiendo de lo que el mayorista haga o decida. Si quita un producto del mercado, si añade otro, si sube sus precios o no, son decisiones sobre las que no tienes poder.

Menor ganancia/beneficio

Las ganancias que puedes obtener son bastante más bajas que las que podrías generar vendiendo tus propios productos, pero también es menor el esfuerzo y la inversión. Si bien en principio eres tú quien decide a qué precio minorista vender y con cuánta ganancia quedarte, si tus competidores tienen mejores precios, es probable que se lleven los clientes.

Mucha competencia

En los últimos años, se están multiplicando los vendedores online bajo la modalidad de dropshipping. Esto hace que cada vez sea más desafiante destacar entre las distintas opciones y obtener nuevos clientes.

Dificultad de sincronización de stock

Tu tienda online debe mostrar el stock según la disponibilidad de los proveedores. Sin embargo, si no cuentas con sistemas automatizados o rapidez en los procesos de comunicación, puede que tengas inconvenientes para sincronizar esto. No querrás que alguien te haga una compra y luego te avisen que ya no había stock.

Deberás hacerte responsable de los errores de los proveedores

Si hay un problema con el envío, no se cumplen los plazos, a alguien le llega un producto equivocado o el packaging es de mala calidad, los clientes te lo reprocharán a ti. Serán equivocaciones de los mayoristas, pero tú eres la cara visible que tendrá que hacerse responsable. De ahí la importancia de elegir buenos proveedores (este punto lo veremos en un momento).

Tendrás que invertir en SEO y SEM

Como en cualquier otro negocio online -y especialmente en uno tan competido- aunque tengas la tienda más atractiva, sin visibilidad no venderás. Tienes que redoblar esfuerzos de marketing online para que tus potenciales clientes te vean. Esto significa invertir en técnicas SEO para posicionar en buscadores, e incluso, si tus recursos te lo permiten, pagar publicidad en buscadores (SEM).

Dificultades de branding

Tener tu tienda online de dropshipping implica crear tu propia marca y definir tu identidad visual (logo, tipografía, colores). Sin embargo, al enviar productos de terceros y no participar en el envío, tendrás problemas para incluir tu logo a los productos, lo que le quita fuerza a tu marca.

Nota: algunos proveedores te ofrecen la opción de colocar tu logo, tendrás que revisar las condiciones de cada uno al momento de elegir.

Cómo iniciar un negocio de dropshipping paso a paso

1. Elige un rubro o nicho de mercado

Una buena manera de incursionar en el dropshipping es definir un nicho de mercado y un segmento de público al que te dirigirás. Hay proveedores que te ofrecerán una enorme diversidad de productos y podrías sentirte maread@. Mejor ordénate con un criterio claro: ¿qué venderás y a quién?

Para responder esa pregunta, algunos puntos en los que puedes fijarte son:

  • ¿Qué rubros te interesan? ¿Sobre qué tienes más conocimiento o experiencia? Si, por ejemplo, vas a vender cosméticos pero tú nunca los usas ni te despiertan mucho interés, puede que sea más difícil para ti. Considera que recibirás consultas de los clientes y te pedirán asesoramiento. Debes estar preparad@ para dar una respuesta de calidad. 
  • ¿Qué se está vendiendo más? Investiga el mercado y fíjate. Puede que se te esté pasando por alto algún producto de moda que tenga alta demanda. Visita otras tiendas online y chequea los productos destacados o más populares. Observa a las personas a tu alrededor. ¿Has notado que todos se están comprando auriculares inalámbricos y ya nadie quiere los que traen cable? ¡Oportunidad detectada!
  • Considera la frecuencia de compra de los productos. Hay algunos rubros, como el electrónico, cuya frecuencia de compra es menor que, por ejemplo, el alimenticio. Un móvil puede durar algunos años, mientras que un suplemento dietario debe comprarse cada mes.
  • Intenta imaginarte a tu público objetivo: ¿Quiénes son tus clientes potenciales? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Dónde viven? ¿Qué nivel socio-económico tienen? ¿Cuáles son sus hábitos de consumo y compra? Esto te permitirá afinar los detalles de tu negocio y segmentar a quiénes y cómo hablarles.

2. Analiza a la competencia

Una vez definido el nicho de mercado, ponte a hacer búsquedas por Internet utilizando las palabras clave del rubro y fíjate qué aparece. Revisa las tiendas online, cómo están optimizadas, qué estrategias utilizan para obtener los datos de sus clientes. Chequea si luego de visitar sus websites te aparece publicidad en redes sociales. 

También puedes aprovechar para observar los rangos de precios y definir el valor de mercado de cada producto, así como cálculos sobre la ganancia que podrías obtener.

La idea es que puedas inspirarte con lo que han hecho bien y aprender de lo que han hecho mal. Revisa comentarios de sus clientes, qué agradecen, de qué se quejan. La actividad de los competidores siempre es una valiosa fuente de información. 

dropshipping

3. Elige a tus proveedores

Como ya has definido la categoría y tipo de productos que venderás, encontrar proveedores no debería ser una tarea tan difícil. Sin embargo, ten en cuenta estas recomendaciones para asegurarte de elegir bien a tu proveedor y ahorrarte varios dolores de cabeza: 

  • Asegúrate de que la empresa sea fiable: investiga su sitio web, redes sociales y ficheros locales en busca de señales que evidencien seriedad (buen número de seguidores, opiniones positivas, protocolo de seguridad https). Fíjate si otras webs confiables los han reseñado. Busca las sucursales físicas en Google Maps y asegúrate de que se ubiquen allí. Evita a los estafadores.
  • Si es fabricante, mejor: tendrás contacto directo con la fuente de los productos y será más fácil gestionar cualquier inconveniente.
  • Comprueba la calidad de los productos: pide algunas muestras y revísalas. ¿Se parecen a lo que muestran las fotos? ¿La descripción de la página web se corresponde con el producto?
  • Chequea su logística de envío: al pedir un producto observa cuánto demora en llegar, si respetan los plazos señalados, qué tipo de packaging usan, si cumplen con los recaudos para hacer llegar un producto frágil, entre otras cosas.
  • Revisa los beneficios: ¿qué margen de ganancia te ofrecen? ¿Qué tan claras son sus pautas y condiciones de trabajo con terceros?

Trabajar con un buen proveedor de dropshipping te ayudará a mantener una buena reputación y en más de una ocasión evitará que pierdas clientes. 

Algunos ejemplos de grandes proveedores mundiales son Aliexpress, ChinaBrands, Alibaba y Amazon. Sin embargo, te recomendamos que analices tú mism@ cuál te conviene en base a tu ubicación geográfica y moneda local.

4. Crea tu tienda online de dropshipping

Una vez hecho lo anterior, el siguiente paso es crear tu tienda online de dropshipping. Para esto, puedes revisar los planes de web hosting de Neolo, que te permiten crear tu tienda en simples pasos con plataformas como WooCommerce, PrestaShop o Magento.

Incluso tenemos nuestra propia plataforma de e-commerce, llamada TiendaNeolo, que viene totalmente pre-diseñada para que sólo debas subir tu estética de marca y cargar tus productos.

dropshipping

Te sorprenderá lo fácil que es crear tu tienda online en ¡minutos! con TiendaNeolo. Esta plataforma te facilita todas las tareas de administración y te permite añadir, modificar o eliminar los productos, así como configurar la apariencia y la usabilidad de tu tienda online en pocos clics.

5. Promociona tu tienda a través del marketing digital

Con tu tienda online ya lista, es hora de trabajar en promocionarla. Como te mencioné antes, cada vez hay más negocios de dropshipping y para tener un buen número de ventas deberás invertir en SEO, publicidad paga y contar con una tienda online muy bien optimizada que asegure una experiencia de compra satisfactoria.

Estas son algunas opciones a tener en cuenta:

  • Crea perfiles en las redes sociales: complementa tu tienda online con perfiles en Instagram, Facebook y Pinterest. Coloca enlaces y dirige tráfico hacia tu web.
  • Implementa prácticas SEO: si lo haces bien, tu web mejorará el posicionamiento en buscadores y aumentarán tus posibilidades de venta.
  • Utiliza publicidad en buscadores (SEM): considera pagar un monto para que tu web aparezca como anuncio en las primeras posiciones de Google. 

Conclusión

¿Te ha quedado claro qué es el dropshipping, cómo funciona y los pros y contras de su mecanismo? Espero que sí :)

Si te has decidido y quieres empezar, no pierdas tiempo y crea tu tienda online hoy mismo.

banner hosting