• 21 octubre, 2016

Mobile marketing: por qué y cómo desarrollar una estrategia de marketing móvil

Tiempo de lectura: 3 minutos

Estamos en una época en la que muchas de nuestras tareas cotidianas las hacemos o las controlamos mediante el uso del teléfono móvil, desde reuniones importantes, llamadas, envíos de correos importantes, hasta compras y consultas de información importante.

En este sentido, una de las principales interrogantes de las empresas de Marketing es: ¿Cómo diseñar mejores estrategias para móvil? A esto, podemos responder de una manera simple: es necesario ponernos en el lugar del cliente.

tendencias-mobile-marketing

Ponernos en el lugar del cliente, nos lleva a evaluar cuáles son sus necesidades, y su comportamiento frente al móvil. De esta manera, podremos tomar mejores decisiones estratégicas en cuanto a las promociones, engagement con la marca, o la mensajería instantánea.

Para ello tendremos que quitarnos el sombrero de «especialista en marketing», y ponerse en los zapatos de los clientes. Ver la campaña como el comprador, no como el vendedor; como el destinatario y no como el remitente.

Quienes están haciendo marketing detrás de las marcas y aplicaciones de éxito entienden a sus clientes de forma intuitiva. Se convierten en el cliente, entienden el proceso de compra como es, reconocen y respetan todos los canales de interacción con el cliente, y se relacionan sus clientes en consecuencia.

Un componente clave de «ser tu cliente» supone tener la confianza que los consumidores tienen en los teléfonos inteligentes y aplicaciones para casi todo lo que hacen en sus vidas. Lo que supone a la vez algo convincente e igualmente desafiante. ¿Por qué? Esto indican recientes investigaciones:

-Los usuarios revisan (revisamos) sus teléfonos inteligentes en promedio 85 veces al día , con un total de alrededor de 5 horas navegando por la web y aplicaciones, de acuerdo con un estudio del Reino Unido.
-La mayoría de las interacciones ocurren en ráfagas rápidas de menos de 30 segundos (según el mismo estudio), o sea que tenemos una muy breve oportunidad para captar la atención de los clientes y mantenerlos comprometidos y enganchados.
-mayo de 2015 fue la primera vez que los consumidores se basaron más en los teléfonos inteligentes que en las computadoras de escritorio para realizar búsquedas en Internet y, según los datos de comScore, en julio de este año el 50% de los estadounidenses que pasan tiempo online lo hacen usando apps.

En conclusión: los clientes hoy en día son cada vez más personas «móviles» que confían en los teléfonos inteligentes para casi todo. De hecho, son tan dependientes de la conectividad móvil que se asustan por un momento si no pueden encontrar su teléfono.
Según eMarketer, el comercio móvil está creciendo, pero todavía sólo representa el 32% de los Estados Unidos de comercio electrónico al por menor y sólo el 2,6% de las ventas totales al por menor (2016).

Eso sí: no olvidar que el entorno móvil es único, pero no es el único canal de marketing. Los consumidores siguen participando con y para las marcas de muchas maneras distintas que por medio de sus teléfonos inteligentes.
El marketing móvil debe ser parte de una experiencia de usuario más amplio que involucra a múltiples puntos de contacto y canales más allá de los móviles. Para esto se necesitan herramientas y plataformas que hagan seguimiento y conecten a los clientes a través de web, móvil, callcenters y presencia en los negocios físicos.
Aparentemente cada actividad de hoy se está desplazando hacia los teléfonos inteligentes, pantallas más pequeñas y las conexiones móviles. Pero también hay todavía un gran mundo ahí fuera.

banner hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.