Cómo proteger mi sitio web con certificados SSL y HTTPS

Si tienes un sitio web que no es de ventas en línea, es posible que no hayas oído hablar de términos como HTTPS o SSL. Esto es totalmente comprensible. Hay tantos términos relacionados a la web, que a veces no es posible mantenerse al día con todo. Pero debes familiarizarte con estos dos porque desempeñan un papel cada vez más importante en Internet. Te traemos algunos consejos sobre cómo proteger tu sitio web con un certificado SSL y HTTPS.

¿Qué significan estos términos?

HTTPS y SSL son los componentes básicos de la seguridad en línea.

HTTPS es el protocolo para conectar de forma segura un dispositivo de navegación como una PC, computadora portátil, teléfono, tableta; con un servidor que aloja los datos (por ejemplo, un sitio web).

SSL (Secure Socket Layer) es el certificado instalado en el servidor web que permite una conexión segura.

Probablemente ya lo has visto antes en algún sitio web. Es la barra verde del navegador o el área donde se muestra un candado cuando realizas un pago. Hasta aquí todo bien.

Pero la mayoría de las personas que tienen un sitio web podrían pensar que, dado que no están vendiendo en línea, no lo necesitan. Podrían preguntarse ¿por qué deberían asegurar su sitio web si no hay nada confidencial como tarjetas de crédito o credenciales de inicio de sesión? La respuesta es…

Posicionamiento en Google.

Google tiene el poder de influir en el comportamiento de los sitios web, a una gran escala.

Recordemos el anuncio de Mobilegeddon que hicieron en abril de 2015 relacionado al uso de versiones móviles como factor de clasificación. De repente, todos querían construir un sitio web móvil.

Por eso, también se debe tomar en cuenta el anuncio que hicieron en 2014 de que el uso de protocolo HTTPS también es un factor de clasificación. Básicamente, esto significa que están llevando a los propietarios de sitios web a adoptar HTTPS y alejarse de HTTP inseguro.

El mensaje es claro: Google está favoreciendo a los sitios que adoptan HTTPS utilizando un Certificado SSL. Esto es independiente de si están vendiendo en línea o no.

¿Qué es el SSL?

SSL o Secure Socket Layer es la tecnología que encripta la conexión entre el navegador web y los sitios web para que toda la comunicación entre tu sitio web y el navegador web esté encriptada, lo que dificulta que cualquier atacante la intercepte.

Normalmente el Certificado SSL puedes comprarlo en la empresa que te provee el hosting.

Ejemplo de cómo se ve el HTTPS en un sitio web seguro.

Hay varios pasos para instalar tu SSL y es posible que necesites que tu empresa de alojamiento o un desarrollador te ayuden a realizar el cambio. Una vez que esté instalado, verás el candado o la barra de direcciones verde completa según el tipo de Certificado SSL que hayas comprado.

¿Cómo protege el SSL los datos de los clientes?

El uso de un certificado SSL cifra la conexión entre el navegador web del usuario y el servidor web. Lo que esto significa es que si un pirata informático intercepta cualquier dato entre la conexión, los datos encriptados no podrán entenderse. Será inútil el esfuerzo, a menos que se descifre nuevamente desde el servidor donde está instalado el certificado SSL.

Los siguientes pasos ofrecen una descripción general de cómo se establecen las conexiones cifradas SSL:

Paso 1: Al principio, el usuario escribe la URL https://www.abc123.com

Paso 2: El servidor web recibe la solicitud y responde con la clave pública del certificado SSL al cliente. Esto se llama un protocolo de enlace SSL.

Paso 3: El cliente recibe la clave pública del servidor, cifra la conexión con dicha clave y también la envía al servidor para fines de verificación.

Paso 4: El servidor ahora puede establecer una conexión cifrada entre el cliente y el servidor.

Ventajas de seguridad del SSL

No se puede negar la importancia de un SSL para cifrar tu sitio web. Es la forma más básica de evitar que los piratas informáticos intercepten el tráfico entre el navegador de tu visitante y tu sitio web.

Pero el problema radica en que hoy en día los sitios web tienen tanta funcionalidad y tantas características que pueden verse comprometidos. Incluso cosas básicas como cargar publicaciones, enviar archivos a través de FTP, comentar o incluso iniciar sesión como administrador son áreas potenciales donde un pirata informático busca explotar las debilidades.

Seamos realistas, los piratas informáticos no publican su modus operandi. Sus programas detectan una debilidad y simplemente la explotan.

Entonces, la mejor manera de obtener un nivel básico de protección es usar un certificado SSL para que cada URL en tu sitio web comience con https: // .

Ventajas comerciales de un certificado SSL

Como mencionamos al principio, el HTTPS es un factor de clasificación de Google. Eso significa que si deseas obtener una clasificación alta para tu sitio web o comercio electrónico, debes usar HTTPS.

Pero Google tiene en cuenta cientos de factores al determinar la posición de un sitio web en sus clasificaciones y podrías decepcionarte si contratas un SSL con única intención de aparecer en los primeros lugares del buscador.

Para demostrar esto, recientemente se realizó un estudio de más de 540 sitios web B2B para determinar qué separaba los sitios web sobresalientes (es decir, los 3 mejores) de los que tienen menor clasificación, los cuales generalmente aparecen en la tercera página de los resultados de búsqueda de Google.

Lo que encontramos fue que usar HTTPS no fue el factor preponderante en los sitios mejor calificados.

Los cuatro atributos más importantes fueron tener un sitio web bien optimizado (especialmente el uso correcto de palabras clave en metatags y encabezados), número de revisiones de Google, número de páginas y número de dominios de referencia.

Por lo tanto, esto indica que esa no debería ser la principal razón para usar HTTPS. Pero es bien sabido que Google ha dejado en claro que el uso de SSL mejora la seguridad en línea.

Definitivamente, el SSL siempre es una excelente opción y no se trata solamente de realizar el cambio sino de cuándo hacerlo.

Esta ventaja de clasificación no es muy grande ahora, pero puedes tomar acción ahora y adelantarse a los próximos cambios.

¿Te imaginas el pánico si Google hace un anuncio repentino de que los sitios que no son HTTPS serán eliminados de su clasificación el próximo mes o algo así?

No es muy probable que esto suceda así pero, la dirección es clara y sería una buena jugada hacer el cambio lo antes posible.

Pero además de la clasificación en buscadores, también está la cuestión de la confianza del consumidor. Si las personas visitan tu sitio web y ven que no es seguro, esto puede hacer que se vayan.

Un certificado SSL instalado envía un mensaje claro al cliente de que se toma en serio la seguridad y que es un negocio de buena reputación.

Un SSL te ayuda a crecer

El certificado SSL se está convirtiendo cada vez más en algo indispensable para cualquier negocio o marca personal hoy en día. Esto se aplica tanto a los minoristas de comercio electrónico como a las empresas que no se dedican a esta área, pero que han crecido desde el anuncio de Google de tomar en cuenta el uso de HTTPS como una señal de clasificación en su algoritmo de búsqueda.

En lugar de seguir esperando, sería aconsejable hacer el cambio a HTTPS lo antes posible. Esto hará que tu sitio web esté preparado para el futuro.

banner hosting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares